Cementerio de La Almudena

La Empresa Funeraria Municipal y la Policía investigan los actos de vandalismo en La Almudena

Se han establecido patrullajes preventivos adicionales de la Policía Municipal

Tras los actos vandálicos registrados en el cementerio de la Almudena en los últimos días,  la Empresa Funeraria Municipal ha interpuesto una denuncia en dependencias de la Policía Nacional  y ha iniciado los trámites para esclarecer lo sucedido y limpiar los elementos afectados a la mayor brevedad posible. Además, desde la tarde del miércoles se han programado patrullajes preventivos adicionales de la Policía Municipal en el cementerio y se han iniciado investigaciones policiales.

A última hora de ayer miércoles los responsables de la Empresa Funeraria Municipal interpusieron una denuncia policial después de detectar un nuevo episodio de vandalismo en monumentos y lápidas de La Almudena.

La empresa elaborará un informe valorando el alcance y secuencia de los hechos, desde una perspectiva de protección del patrimonio. Asimismo, enviará una carta a las familias afectadas, al igual que se envió en relación al primer episodio vandálico, lamentando los hechos ocurridos, y facilitándoles la rehabilitación y limpieza de los elementos afectados por las pintadas.

El cementerio de la Almudena es un espacio público de gran tamaño. Su extensión, 120 hectáreas, supera la de grandes parques como El Retiro. Se trata de un espacio público del que la inmensa mayoría de la ciudadanía madrileña hace uso con gran civismo. Los actos vandálicos registrados en los últimos días son excepcionales en la historia del cementerio. Es necesario realizar investigaciones y reforzar los patrullajes para evitar que se repitan, al tiempo que se preserva el carácter público y abierto del recinto.

Además, el propio Consejo de la Empresa Funeraria Municipal estudiará una posible redimensión de las medidas de seguridad, si bien cuenta ya con un plan de inversión ambicioso, principal valedor y protector del patrimonio en los cementerios madrileños.

El presidente y vicepresidente del Consejo de la Empresa Funeraria Municipal, Javier Barbero y Carlos Sánchez Mato respectivamente, dan seguimiento a todas las actuaciones emprendidas esta semana. Asimismo el alcalde en funciones, Nacho Murgui, está puntualmente informado al respecto.