La senda ecológica de Griñón ¿Cómo y a qué precio?

En el reportaje de hoy vamos a repasar uno de los temas quizás más complicados a los que se enfrenta el Ayuntamiento actual.

Lo que anunciábamos tiempo atrás en la publicación a la que pueden acceder a través de este enlace se puede convertir en realidad a largo plazo.

Tras un comunicado del consistorio en el que explica que en el año 2001 se produce el acondicionamiento del cauce del Arroyo de la Peñuela para convertirlo en lo que a día de hoy es el espacio conocido como Senda Ecológica de Griñón, informa que desde su origen se engañó al ciudadano trasladando la idea de que sus aguas provenían de aportes subterráneos que habían sido canalizados para crear dicho entorno.

En este año 2017 el Ayuntamiento junto al canal de Isabel II, detectan que aparte de las aguas subterráneas, los aportes principales del caudal de agua provenían de enganches irregulares a la red de agua potable.

Según el plan de actuación que presenta el Ayuntamiento informa que va a proceder a la limpieza completa del cauce, se van a recoger los animales domésticos y especies protegidas y se trasladarán a un refugio dependiente de la Comunidad de Madrid.

Una vez que terminen los trabajos de limpieza y desagüe se procederá al hormigonado de todo el cauce para evitar filtraciones.

El tercer paso establece que se instalará un sistema de depuración del agua en la última poza.

Acto seguido se procederá a la instalación de un circuito cerrado de impulso por bombeo a la primera poza, cerrando el plan de actuaciones con el embellecimiento de la zona.

También informan que este plan de actuación tendrá un coste aproximado a 300.000 euros.

Después de estudiar detenidamente a fondo el plan de actuaciones, no nos consta que se haya presentado ningún proyecto de viabilidad ni adecuación al resto de la Corporación Municipal por lo que estos datos estimatorios sobre el plan y el coste podrían no coincidir con la realidad, además tampoco se informa del coste que supondrá el mantenimiento anual en todos sus aspectos, incluido el consumo de luz, también damos por hecho que la depuración de las aguas se realizará de modo natural sin utilizar ningún producto químico.

Según las ilustraciones que pueden ver al principio del artículo, a pesar de que ya se han efectuado trabajos de limpieza, las pozas que en teoría se habían limpiado aparecen llenas de basura como podrán observar, la colaboración y concienciación ciudadana es muy importante, ya que se han retirado del fondo objetos tales como tubos de instalación de fibra óptica, latas, escombros, etc.

Esperamos que tras este plan de actuación, la Senda de Griñón sea un espacio Ecológicamente sostenible, que adquiera la belleza y la recuperación de la fauna que el ciudadano espera.