Los populares exigen que el recibo del IBI, el del “numerito del coche” y el del Vado se paguen el último día del periodo voluntario

[dropcap]T[/dropcap]ras las numerosas quejas de los vecinos por el cobro de los impuestos como el IBI, el vado y el numerito del coche (IVTM) en el primer día del periodo voluntario, el Partido Popular ha pedido a los responsables municipales que el cobro se realice en el último día de dicho periodo. ”Lo que pedimos es lo que siempre hemos reclamado”, ha dicho el portavoz popular en el Ayuntamiento, Sergio López“que se de facilidades de pago a los contribuyentes para que hagan frente a los impuestos de la manera menos gravosa posible” a la vez que reclama a los responsables municipales “más sensibilidad con las familias de la ciudad”.

En Fuenlabrada, tras la modificación en 2013 de las ordenanzas fiscales por parte del equipo de Gobierno socialistas, el recibo del IBI se dividió en dos partes obligatoriamente y se establecieron dos periodos de pago voluntario: el primero, entre el 1 de mayo y el 30 de junio y el segundo entre el 10 de octubre y el 30 de noviembre. En el caso del numerito del coche y del VADO existe un único pago cuyo periodo para hacerlo efectivo evitando el recargo abarca entre el 1 de marzo y el 30 de abril.

En todos los casos, desde 2013 los fuenlabreños que tienen domiciliados los impuestos lo pagan el primer día de cada periodo provocando un verdadero “ahogo económico para las familias”. El popular ha vuelto a exigir una solución lo más rápida posible, aunque reconoce que, como mínimo, hasta el ejercicio que viene no podría llevarse a cabo.

Una de las mayores reclamaciones de los populares ante el equipo de Gobierno está en los impuestos sobre los que han pedido todos los años una rebaja de los mismos a través de bonificaciones y facilidades de pago a todas las familias a través del fraccionamiento voluntario. En todas las ocasiones, Psoe e Iu, los partido que gobiernan la ciudad, se han opuesto a dichas iniciativas. Las críticas de los populares ante esta “falta de conciencia del equipo de Gobierno” se han basado en la fuerte presión fiscal que sufren los vecinos de Fuenlabrada, un 60% más alta que la de ciudades como Pozuelo o Boadilla, con una renta per cápita muy por encima del municipio del Sur madrileño.