Esquivias cuna del Quijote

En Esquivias, “lugar” intermedio entre Madrid y Toledo, se conserva la ilustre casona de labradores acomodados del Siglo XVI del Hidalgo Don Alonso Quijada de Salazar, modelo del famoso personaje “Don Quijote de la Mancha”, en la que vivió el matrimonio Cervantes y donde el viajero podrá admirar, entre otras muchas sorpresas y curiosidades, copias de los libros parroquiales de la época referentes a personajes que aparecen en “El Quijote” y que fueron vecinos reales de la localidad; Diego Ricote, Sansón Carrasco, EL Cura Pero Pérez, Pedro Alonso, El Vizcaíno, Sancho Panza y su mujer Teresa Cascajo, Mari Gutiérrez o Juana Gutiérrez.

Partida de casamiento de Cervantes

El destino quiso que fuese Esquivias uno de los escenarios naturales de esa azarosa biografía y, de esa estancia de Cervantes en este Lugar, aún se conservan los valiosísimos documentos de los archivos parroquiales de la Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción, que han servido como soporte de indudable valor para esclarecer la vida y obra cervantina, entre ellos, la partida de casamiento de Don Miguel de Cervantes y Doña Catalina de Palacios, quienes contrajeron matrimonio el 12 de diciembre de 1584.

Si bien Cervantes es una figura reconocida por todos, son pocos los que conocen esta casa museo que custodia autenticas joyas relacionadas con el escritor y que puede presumir, con varias pruebas que así lo testifican, que fue aquí donde Cervantes se inspiró para escribir su inolvidable “El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha”.

Esquivias ha conservado a lo largo del tiempo esta ilustre mansión en la que se mantienen intactas todas las características de las casonas de labradores acomodados del siglo XVI.

Casa Museo de Cervantes
Casa Museo de Cervantes

La casa perteneció al hidalgo Don Alonso Quijada de Salazar, miembro de la famlia de los Quijada, ricos terratenientes esquivianos.
Gran número de biógrafos cervantinos, como Rodríguez Marín y Astrana Marín, consideran que este hidalgo fue en quien se inspiró Cervantes para la creación del famoso personaje “Don Quijote de la Mancha”. Don Alonso Quijada era pariente de Catalina de Palacios, mujer de Cervantes, y cedió parte de esta casa para que viviera el matrimonio.

En 1971 fue declarada Monumento Histórico-Artístico. Posteriormente, en 1990 la Fundación Ramón Areces concede al Ayuntamiento de Esquivias el importe económico necesario para la adquisición del inmueble, con el plácet de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha, hasta entonces de propiedad particular.

En 1991 comienzan las obras de restauración y finalmente la Casa Museo de Cervantes fue inaugurada el 12 de Diciembre de 1994, coincidiendo con la celebración del aniversario del matrimonio entre Catalina de Palacios y Miguel de Cervantes.

El 12 de diciembre de 1584 Miguel de Cervantes se casa en la iglesia parroquial con Catalina de Palacios, natural de Esquivias, y pasa bastante tiempo en la casa que adquiere con su matrimonio.

En sus paredes guarda importantes obras de López-Motos, Francisco Blanes Aracil, Rafael Alberti y Francesc Anglés, junto a un “Retrato de Cervantes” y tres grandes lienzos de tema religioso pertenecientes al siglo XVIII.

Durante el recorrido por sus estancias y en las vitrinas del museo podemos encontrarnos con diversas ediciones de “El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha”, traducidas en diferentes lenguas, la más antigua de todas ellas una edición inglesa del siglo XVII.
También una edición facsímil del mismo, dos ediciones originales de “La Galatea”, una reproducción del manuscrito de “el trato de Argel”.

La exposición también incluye copias de importantes documentos del siglo XVI pertenecientes a los libros parroquiales que demuestran la existencia de algunos personajes de “El Quijote” que vivían en Esquivias en la misma época en la que Cervantes era vecino del lugar, como es el caso de Diego Ricote, el Vizcaíno, Sansón Carrasco o la mujer de Sancho Panza.

 

Ventana de la Biblioteca

Durante los años que Cervantes vivió en Esquivias, conoció a los vecinos de la villa, en los que muy probablemente se inspiró para dar vida a algunos de los personajes de El Quijote.

Apareceren también en la inmortal obra algunos rincones que bien pudieran haber sido inspirados en este casa, como la ventana de la biblioteca a través de la cual son arrojados al fuego del corral los libros expurgados de la biblioteca de Don Quijote.

Corral

Todos los rincones de la mansión nos provocan imaginar cómo era el tipo de vida de las gentes del siglo XVI, las cocinas, las alacenas, los patios empedrados, el cuarto de costura, la cuadra, el lagar, los pozos, las paredes de tapial y la bodega, donde las enormes tinajas conservaban el buen vino que se hacía en Esquivias.
Vinos serios, tristes, alevosos, que enajenan los cerebros, o dulzarrones y embocados, que hacen arder los estómagos, el vino del hidalgo imaginativo y el del místico que piensa ascender al cielo, desvariando entre flatos y pirosis, con el estómago llameante y el hígado acorchado.
El vino llegó a ser muy famoso, lo que queda demostrado por un Real Decreto de 1530, según el cual el vino de Esquivias estaba reservado para la Casa Real, la nobleza española y para enfermos y parturientas con receta médica. Concretamente, Cervantes se refiere a la calidad de los vinos esquivianos en el prólogo de “Persiles y Segismunda” y en un fragmento de “El coloquio de los perros”.
Al igual que la mayoría de las casa antiguas de Esquivias, la Casa de Cervantes aún conserva su cueva, destinada principalmente como despensa donde reposaba el vino.
VISITA CASA – MUSEO DE CERVANTES:
DURACIÓN DE LA VISITA: 1 hora.
HORARIO DE OTOÑO E INVIERNO:
Martes a Viernes: 9:30- 13:30 horas y de 16:00 – 18:00 horas.
Sábados, domingos y festivos: 10:30 – 14:00 horas.
Aceites Hermida
Aceites Hermida

Qué Visitar

1 Casa Museo de Cervantes. Típica casona de labradores acomodados del siglo XVI, de dos plantas con patio o corral al que se accede por un portalón. Declarada Monumento Histórico-Artístico en el año 1971, conserva perfectamente la estructura de los techos de vigas de madera vistas, las puertas con los herrajes y las rejas de las ventanas, cuadra, bodega y cueva. En esta casa habitaron Miguel de Cervantes y Catalina de Palacios durante el tiempo que el matrimonio permaneció en Esquivias. Actualmente alberga El Museo Casa de Cervantes.

2 Iglesia Parroquial Ntra. Sra. de la Asunción. Fue construida sobre el mismo solar que ocupaba la primitiva iglesia de Santa María de la Asunción, que existió hasta 1786, donde Cervantes y Catalina contrajeron Matrimonio. La obras concluyeron en 1794 siendo el edificio de estilo Neoclásico, aunque se respetó el gótico mudéjar de la torre.

3 De estilo Neoclásico destacan otros dos edificios importantes: El Convento de Capuchinos, edificado entre 1719 y 1725, donde aún se conservan los cuerpos momificados de algunos monjes que lo habitaron y la Fuente de Carlos IV, realizada en 1791 en piedra blanca de Colmenar.

4 La Ermita de San Roque se bendijo en 1602 y contiene un altar barroco de estilo churrigueresco.

5 El escultor Juan de Ávalos plasmó su ingenio en dos monumentos esquivianos, el dedicado al ilustre Cervantista Luis Astrana Marín y la escultura de Cervantes, ambos realizados en piedra blanca; un Quijote de forja, inspirado en el diseño de Julián Rodríguez Anaya, así como el busto dedicado a Catalina de Palacios, sito en la Plaza de España.

6 A lo largo del recorrido por Esquivias nos encontramos con varias casas palaciegas del siglo XVI, como la del Mayorazgo de los Quijada, con fachada doblemente blasonada; la Mansión hidalga de los Salazar, que perteneció a los padres de Catalina de Palacios, y la Casa de los Ávalos, que aún conservan las típicas balconadas.

7 Rollo Jurisdiccional, que fue levantado en 1768 cuando se concede a este lugar el privilegio de Villa Real

Oficina de Turismo

Casa Museo de Cervantes
Oficina de Turismo de Esquivias
Plaza de Cervantes, 1
45221 Esquivias (Toledo)
Tl. 925 546 632 – 619 00 63 57
Consulte la posibilidad de realizar su Visita Teatralizada.
casacervantes@esquivias.es 
www.esquivias.es