Antonio Miguel Carmona denuncia, tras casi mil días de gobierno de Manuela Carmena, la deplorable situación financiera del Ayuntamiento de Madrid y las escasas reformas realizadas que necesita la Villa de Madrid