Carmona en Haiti
Carmona en Haiti

Antonio Miguel Carmona visitó el orfanato de madame Gladys donde pudo comprobar el desbordamiento de niños.

Acompañado por Susana Morales, presidenta de la ONG “Familias de Colores” y por las monjas de la Caridad de San Vicente Paúl

Puerto Príncipe, sábado, 29 de octubre de 2016

Carmona visitó el orfanato de Madame Gladys, a la directora general de bienestar social y al cónsul español.
“He tenido la ocasión de comprobar con mis propios ojos orfanatos abarrotados y, lo que es peor, cientos de niños sin poder entrar”Antonio Miguel Carmona denuncia desde Haití que si no actuamos en pocos meses Haití sufrirá una devastadora epidemia de cólera

“Si no ponemos remedio en pocos meses Haití sufrirá una epidemia de cólera que disparará la mortalidad catastrófica con solo el 40% de niños con servicios sanitarios”, denunció Carmona.

Antonio Miguel Carmona mantuvo una reunión con la directora del Institut du Bien-Etre Social et Recherches de Haití (IBESR), Mme. Arielle Villedrouin, en cuyo momento le informó al socialista que hoy mismo habían detectado en el municipio de Morron 28 casos de cólera en niños.

El cólera fue propagado hace años por una base nepalí de la MINUSTAH (Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití) tras el terremoto de 2010, propagándose por el Río Artiborito. “Nosotros se lo hemos traído, nosotros tenemos que salvarles”, declaró Carmona.

“La mortalidad de menores de cinco años ya había llegado a ser en el país, por múltiples causas, del 52%, sobre la cual una epidemia de esta bacteria tendría consecuencias devastadoras especialmente sobre a población infantill”, señaló el concejal.
“Esto es un infierno del que es difícil salir. Haití tiene al 70% de la población por debajo del umbral de la pobreza esperando a ser devorados por sus dos grandes enemigos: el cólera y la hambruna”

Para Antonio Miguel Carmona, “permanecemos cruzados de brazos mientras el Vibrio Cholerae avanza sobre una población a la que el lodo impide las escasas posibilidades de cultivar para alimentarse”

Una población sin recursos, “sin capacidad para poder salvarle la vida a 500.000 infectados de VIH que tiene el país”, añadió Carmona.
En ese sentido la población infantil sufre graves carencias que afectan estructuralmente a su crecimiento. “La escasez de vitamina A, especialmente, impide que los niños puedan crecer y desarrollarse con normalidad”

El país que perdió todos sus bosques
Cuando Cristóbal Colón llegó en 1492 a esta isla se encontró con indios caribes, taínos y arawaks. Bautizó esta tierra como La Española, pero el oeste de la misma ya tenía nombre, Haití, que significa en arahuaca “tierra de montañas”.

Pues bien, de aquellos bosques ya no queda apenas nada. “El 98% de los bosques han sido esquilmados y las tierras anegadas por el lodo que provocan los huracanes”
No hubo paz en el XVII para esta tierra sembrada de bucaneros y filibusteros, ni siquiera tras la cesión a Francia en 1697. Ni antes, ni ahora.
“Ahora, a pocos kilómetros de donde veranean saludablemente números turistas, la República Dominicana, existe un país, Haití, donde, la población puede ser devorada por el cólera y los niños mueren de hambruna, diarrea, tuberculosis, paludismo, SIDA y olvido a las puertas de los orfanatos”, termina el concejal.